Cómo hacer cookies caseras

Voy a debutar en el mundo de la grasa con algo que gusta a prácticamente todo ser vivo sobre el planeta Tierra, incluso puede que a E.T. también se le haga la boca agua: cookies. Sí, esas “galleticas” de origen holandés pero muy famosas en los Estados Unidos y que hemos empezado a devorar aquí gracias a multinacionales como Starbucks. Os hablaré basándome en una receta de cookies de Hogarutil.com, a la que le he aplicado mis propios retoques personales.

Como le pasa a muchos dulces, parecen mucho más difíciles de cocinar de lo que realmente son. Eso sí, es una manera magnífica y gustosa de obstruir nuestras arterias a base de azúcar y de llenar nuestro paladar de un dulce aroma a vainilla y chocolate. El sabor que obtenemos es indescriptiblemente bueno si le damos un toque de vainilla, que en Grasaffinity nos vuelve locos.

Cómo hacer cookies caseras: Vainilla y  pepitas de chocolate

Lo único que es un poco complicado son los ingredientes pero en cualquier supermercado (el de debajo de casa os servirá con toda seguridad) encontramos todo lo que nos interesa para elaborar nuestras cookies.

Ingredientes:

cómo hacer cookies caseras

Elaboración:

El proceso, como decía, es sencillo aunque habrá que echarle brazo a la hora de batir los ingredientes. Comenzamos derritiendo la mantequilla en una sartén o microondas. Cuando esté totalmente líquida la pasamos a un bol y comenzamos a batirla con unas varillas (o un tenedor si carecemos de ellas). Añadimos el azúcar moreno poco a poco sin dejar de remover para que vaya mezclándose con toda la mantequilla. Seguidamente, hacemos el mismo proceso con el azúcar blanco. Cuando los azúcares estén bien mezclados añadimos el huevo y el aroma de vainilla y continuamos batiendo.

Mezclamos la levadura con la harina y la incorporamos al bol muy poco a poco junto a las chispas de chocolate, batiendo al mismo tiempo. Cuando la mezcla se haya convertido en una masa consistente la extendemos sobre un plástico de cocina, la envolvemos como si se tratase de un embutido y la dejamos enfriar en la nevera durante al menos media hora.

cómo hacer cookies caseras
Cuando haya pasado ese tiempo y la masa se haya endurecido, la sacamos de la nevera y retiramos el envoltorio. Cortamos la masa en porciones del tamaño que más nos guste. Para darle forma de cookie, aplasta de forma suave el trozo con las manos sobre una superficie firme. Situamos las cookies en una placa de horno previamente enharinada y dejamos al menos dos centímetros entre una y otra, ya que con el calor tenderán a crecer.

Introducimos la bandeja en el horno precalentado a 200º durante no más de ocho minutos. En ese punto, lo mejor es estar atentos para ver cuándo tienen el color y el tueste que más nos gusta. Una vez estén listas, las dejamos enfriar en un recipiente seco y cerrado o disfrútalas calientes con el chocolate derritiéndose en los dedos.
cómo hacer cookies caseras

En definitiva, una receta genial para desayunar, merendar, de postre o para tomar de madrugada al llegar de la calle.

¿Os ha resultado útil esta receta? ¿Tenéis algún truco sobre cómo hacer cookies caseras?
[button color=’yellow’ url=’http://grasaffinity.com/recetas-caseras’ target=’_self’] Ver más recetas caseras[/button]

loading...

Reply